Seis cazadores furtivos se ofrecieron a realizar tareas comunitarias

Hubo novedades alrededor de una causa que investiga un hecho de caza furtiva ocurrido el 24 de marzo de este año donde están involucradas 8 personas, entre ellos un menor de 17 años. Las nuevas medidas se conocieron tras una audiencia que dirigió el juez de garantía Nº 4, Santiago Ortizde la segunda circunscripción judicial en Villa Mercedes.

El fiscal José Olguín, que estuvo acompañado por los fiscales adjuntos Marcelo Palacios y Andrea Court, desistió de la acusación realizada respecto del menor.

En relación a seis de los imputados comunicó que se llegó a un acuerdo: se ofrecieron a cumplir tareas comunitarias y la entrega de una suma de dinero a una entidad de beneficencia. Para otro pidieron que continúe cumpliendo prisión preventiva.

En primer lugar, Ortiz dispuso el sobreseimiento del menor por el delito de caza furtiva e hizo lugar a la suspensión del juicio a prueba por el término de 12 meses para 6 de los imputados. Y para el último ordenó el traslado al Servicio Penitenciario Provincial y la remisión del legajo al otro juzgado para que en una audiencia se determine si corresponde la acumulación y la realización de un único control de acusación.

Los hechos

Cuando policías de la Unidad Regional Nº IV se encontraban realizando tareas de prevención sobre la ruta provincial Nº 43, debido a las denuncias registradas en la zona, advirtieron a campo abierto a un grupo de personas acampando.

Estos hombres manifestaron que se encontraban cazando y que sólo uno de ellos tenía autorización para hacerlo. Los efectivos encontraron armas de fuego y también dos cabezas de ciervo en una camioneta. Entre ellos había un joven de 17 años. Tampoco acreditaron ser legítimos usuarios de las armas y mataron dos animales.

El 26 de marzo Ortiz formuló cargos provisorios contra los siete mayores como coautores del delito abigeato agravado (por la participación de tres o más personas y por la participación de un joven de 17 años) y tenencia ilegal de arma de fuego. En la oportunidad resolvió que el menor 17 años quedara bajo el resguardo de sus padres y sujeto al proceso judicial.

El 3 de abril Ortiz hizo lugar a que seis de los imputados firmaran el libro en fiscalía del 1 al 10 de cada mes. Y por otra parte, accedió al requerimiento de preventiva para uno de los imputados por 60 días. Mencionó el peligro de fuga, el entorpecimiento de la investigación y las circunstancias de otro hecho “que da cuenta de un desprecio por los bienes ajenos”.