El comercio ubicado en la calle Beruti, que se vio envuelto en un trágico suceso hace casi tres semanas, volverá a recibir clientes este sábado. La peluquería, escenario del brutal asesinato de Germán Medina (33), ha sido sometida a reformas y modificaciones, en un intento por dejar atrás el horror que conmocionó a la comunidad de Recoleta.

El abogado Cristian Benítez, representante legal de Facundo Verdini, propietario del establecimiento, confirmó que el local abrirá sus puertas tras haber recibido la autorización judicial correspondiente. Benítez señaló que se han realizado ajustes en el interior del local, con especial atención en la zona donde ocurrió el trágico incidente, como parte de los esfuerzos por transformar el espacio y brindar tranquilidad a la clientela.

El crimen de Medina, quien fue fatalmente herido por un disparo dentro del local, perpetrado por Abel Guzmán, aún prófugo, dejó una marca indeleble en la comunidad. Sin embargo, la decisión de reabrir la peluquería sugiere un paso hacia adelante, una señal de resistencia y renacimiento en medio de la tragedia.

La reapertura de la peluquería no solo representa la reanudación de actividades comerciales, sino también un símbolo de recuperación y unidad en el barrio. Los cambios implementados no solo buscan mejorar la seguridad del establecimiento, sino también honrar la memoria de Germán Medina y ofrecer un espacio de apoyo y sanación para quienes lo necesiten.