La Corte Suprema de Justicia dio por finalizado el proceso judicial contra Leonardo Jara Navarrete, uno de los condenados por el secuestro y asesinato de Candela Sol Rodríguez, ratificando su condena a prisión perpetua. La decisión se tomó después de que la defensa de Jara Navarrete desistiera de la última apelación presentada ante el máximo tribunal.

Candela Sol Rodríguez, de solo 11 años, fue secuestrada en agosto de 2011 en Hurlingham, Provincia de Buenos Aires. Días después, su cuerpo fue hallado dentro de una bolsa de basura, con signos de asfixia, al costado de la colectora de la Autopista del Oeste, a tan solo 30 cuadras de su hogar. El brutal crimen conmocionó a todo el país y generó un profundo dolor en la comunidad.

En el juicio inicial, Leonardo Jara Navarrete, junto con otros imputados, fue condenado a prisión perpetua. Esta sentencia fue ratificada en 2020 por el tribunal de Casación bonaerense. Sin embargo, la defensa de Jara Navarrete intentó recurrir la decisión ante la Suprema Corte bonaerense, que rechazó revisar la sentencia. Como último recurso, acudieron a la Corte Suprema federal.