El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido seguir al frente del Ejecutivo español, anunciando su determinación en una declaración institucional desde Moncloa. Tras mantener en vilo a España durante cinco días, Sánchez finalmente comunicó su decisión de continuar en el cargo, afirmando que lo hace con una renovada fuerza y convicción. La incertidumbre sobre su futuro político se despejó con este anuncio, el cual fue precedido por muestras de apoyo y solidaridad por parte de la ciudadanía y dirigentes de su partido.

La decisión de Sánchez fue influenciada, según sus propias palabras, por la movilización social de los últimos días y las demostraciones de respaldo recibidas tanto del ámbito político como cultural. En su declaración, el presidente destacó la importancia de continuar trabajando por la regeneración democrática y el fortalecimiento de los derechos y libertades en el país.

El anuncio de Sánchez pone fin a un período de especulación que se inició cuando un juzgado de Madrid abrió diligencias contra su esposa, Begoña Gómez. Ante la presión mediática y política, Sánchez optó por reflexionar sobre su continuidad en el cargo, culminando en la decisión de seguir adelante.