En medio de una creciente tensión diplomática por los recientes ataques de Irán a Israel, el presidente argentino, Javier Milei, se vio envuelto en una disputa pública con el reconocido periodista Jorge Lanata. La polémica surgió a raíz de la presencia del embajador de Israel en una reunión de crisis convocada por Milei, lo que desencadenó una serie de acusaciones y contraacusaciones entre ambos.

Durante la reunión de gabinete de crisis, el embajador de Israel, Eyal Sela, brindó información sobre los ataques iraníes, generando el descontento de Lanata, quien cuestionó la participación de un representante extranjero en asuntos internos argentinos. Lanata afirmó que tales decisiones corresponden exclusivamente al ámbito de la política exterior del Gobierno.

La respuesta de Milei no se hizo esperar, acusando a Lanata de mentir respecto a los hechos acontecidos en la reunión. La situación escaló cuando Lanata anunció su intención de iniciar acciones legales por calumnias e injurias contra el presidente. Sin embargo, Milei redobló la apuesta, criticando la actitud de algunos periodistas de no reconocer sus propios errores y refugiarse en grupos mediáticos.

La controversia también reveló la presencia de otros funcionarios en la reunión de crisis, incluyendo a la vicepresidenta Victoria Villarruel y diversos ministros del gabinete. El embajador israelí, luego de su participación en la reunión, expresó su agradecimiento por el apoyo de Argentina ante los ataques iraníes.