Le robó el uniforme policial a su pareja para asaltar a un jubilado y fue imputada

Cobraste el aguinaldo viejo, te vamos a matar”, de esa manera Daiana Orozco y Leandro “El bocón” Vílchez amenazaron a Andrés Funes para despojarlo de $400 mil y un reloj. Todo sucedió en la vivienda de la víctima, en el barrio Amaro Burgos, en San Luis, el 14 de junio en plena siesta.

Si bien hace una semana los autores del hecho fueron identificados, este viernes le formularon cargos a Orozco porque se encontraba detenida por otra causa y hoy vencía la prórroga que había solicitado.

La fiscal adjunta, Antonella Córdoba relató los hechos ante la jueza de Garantía, Agustina Dopazo Samper. Describió que ese viernes alrededor de las 16:40 golpearon en la propiedad y fueron atendidos por el hombre de 88 años. Le manifestaron que debían realizar un control y lograron entrar.

Una vez en la casa, lo empujaron, golpearon y arrastraron al dormitorio. Mediante las amenazas de que lo iban a matar, le sustrajeron las pertenencias y huyeron.

En un canal cercano, se quitaron la ropa policial y se pusieron indumentaria deportiva. Pero un hombre logró verlos. Efectivos luego encontraron dos bombachas de la fuerza, dos gorras, un chaleco, un juego de llaves, un encendedor y dinero.

Córdoba tuvo en cuenta que un día más tarde, un efectivo de la Policía, Ariel Romero denunció que de su vivienda le habían robado el uniforme, un Smart TV y el cargador del arma. Explicó que cuando se fue a trabajar había quedado en la propiedad la mujer con quien mantenía una relación sexoafectiva. Se trataba de Orozco.

En un allanamiento en el domicilio de Vílchez estaban las llaves de Romero. Por eso también está acusado de encubrimiento.

La fiscal enumeró las pruebas recolectadas, como la denuncia de Funes, la intervención del Comando Radioeléctrico y Comisaría 2°, entrevistas, un informe de Canes, el secuestro de prendas, análisis fílmicos, allanamientos y el retrato hablado.

Formuló cargos a Orozco como coautora del delito de robo simple y solicitó la prisión preventiva por 120 días.

Como fundamentos mencionó la existencia de elementos suficientes del hecho y de su participación, las características del asalto, el riesgo de fuga y entorpecimiento, que está en situación de calle y que podría mantener contacto con el otro imputado.

Asimismo, hizo referencia a al menos cinco causas en contra de ella que están en curso.

Orozco no quiso declarar y la defensora oficial, Nadia Agúndez pidió la prórroga de los ocho días. (ch)