Diez gobernadores pertenecientes a Juntos por el Cambio se congregaron este jueves en la Casa Rosada para abordar la crucial aprobación de la Ley Ómnibus en el Congreso. El encuentro, liderado por negociadores designados por Javier Milei, busca allanar el camino para esta legislación tan esperada, aunque con reclamos pendientes que podrían generar tensiones.

La reunión, prevista para las 14:30 horas, contó con la participación de representantes como Guillermo Francos y Nicolás Posse, quienes trabajaron en pro del consenso necesario para avanzar con la ley. A pesar del apoyo generalizado a la normativa, persistieron demandas provinciales, especialmente en relación con obras y financiamiento local.

Aunque se alcanzaron algunos puntos en común en reuniones previas por videollamada, aún quedan asuntos por resolver, especialmente en lo que respecta a la estructuración del nuevo Pacto Fiscal. Javier Milei enfatizó la importancia de la aprobación de la Ley Bases como paso fundamental para futuros acuerdos, lo que motivó el respaldo de los gobernadores, aunque las negociaciones continúan en curso.

El hermetismo predominó tras el encuentro privado de los gobernadores, donde no se realizaron declaraciones públicas. La ausencia del jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, debido a una reunión separada con el titular de Economía, Luis Caputo, resaltó las tensiones existentes en torno a la coparticipación y otros temas cruciales.

Por otro lado, los gobernadores expresaron preocupación por el incumplimiento de promesas gubernamentales, lo que afecta la financiación provincial y genera conflictos adicionales, como la disputa sobre las cajas jubilatorias y el Impuesto a las Ganancias. Gustavo Valdés, gobernador de Corrientes, denunció la falta de compensación por parte del Gobierno central, lo que llevó a acciones legales para proteger los intereses de los jubilados correntinos.