En medio de un tenso episodio en la Escuela Nº 2 “Nicolás Antonio de San Luis”, anteriormente conocida como Bellas Artes, surge un debate acalorado sobre la calidad de la comida suministrada a los estudiantes. El proveedor, Matías Lima de Lima Food, se defiende de las acusaciones de entregar comida en mal estado, atribuyendo la situación a conflictos entre el director y la cooperadora escolar.

Las redes sociales estallaron con imágenes que mostraban una larva encontrada en un puré de zapallo, suministrado como parte del almuerzo escolar. El director de la escuela, Carlos Urteaga, denunció públicamente el incidente, solicitando una investigación.

Matías Lima, en su defensa, asegura que las viandas entregadas son frescas y mantienen una temperatura adecuada durante el transporte. Además, señala que la empresa se esfuerza por proporcionar opciones para diversos requerimientos dietéticos, como platos para celíacos y diabéticos.

Sin embargo, Lima sostiene que el incidente podría estar vinculado a problemas internos en la institución educativa, más que a fallos en la calidad de los alimentos. Atribuye el hallazgo de la larva a un error de comunicación y sugiere que está siendo arrastrado a problemas institucionales.

El proveedor enfatiza que no son los trabajadores de su empresa quienes distribuyen los alimentos, sino que la escuela designa a los encargados. Destaca el apoyo recibido por parte del personal de la escuela y lamenta los comentarios negativos en las redes sociales, argumentando que estos críticos no han presenciado la satisfacción de los estudiantes al recibir sus comidas diarias en la escuela.