Milei autorizó a los clubes de fútbol a ser sociedad anónima

El Gobierno Nacional mandó hoy un adelanto del Presupuesto para el 2025 donde estima que este año habrá una inflación interanual entre el 130 y 139%, un dólar oficial de $1016, y que en el próximo año buscará mantener el equilibrio fiscal, eliminar la intermediación para la asistencia social y fortalecer las áreas de Defensa y Seguridad Interior.

En un informe que mandó a la Cámara de Diputados, el Poder Ejecutivo señala cuáles serán los cuatro ejes que marcarán el proyecto de gastos y recursos que el Gobierno está diseñando para el próximo año y que deberá ser presentado como fecha tope el 15 de septiembre de este año, según lo establece la ley de Administración Financiera.

Al hacer las previsiones para el 2025, el Gobierno señala que  el tipo de cambio “se elevará a $1016,1 (+58,3% interanual) y la inflación proyectada al inicio del proceso de elaboración del
presupuesto se ubicaba en un 139,7% interanual para diciembre de 2024, resultando en una baja promedio del tipo de cambio real (TCR) bilateral de -2,3% en el año”.

“Sin embargo, los datos oficiales sobre inflación publicados con posterioridad al cierre de esta etapa de elaboración del presupuesto sugieren que la inflación estará situada por debajo
del 130% interanual a diciembre 2024″, se agrega en el informe.

Sobre las exportaciones de bienes y servicios informa que se aumentan un 14,4% y las importaciones se reducen un 20,7 por ciento con lo cual habrá el superávit comercial con lo cual
espera que se ubique en 21.918 millones de dólares, con lo cual se reduce en 9215 millones de dólares el déficit con respecto al 2023.

Respecto a las previsiones impositivas para el 2025, el Gobierno proyecta que la recaudación de impuestos nacionales y de aportes y contribuciones aumentará un 54,4% respecto a la recaudación proyectada para el año 2024, reduciéndose 0,45 p.p. del PIB respecto al año anterior.

“La presión tributaria pasaría de 21,61% del PIB en el año 2024 a 21,16% en el año 2025. Este cambio en la presión impositiva total responde al efecto neto de modificaciones en el contexto
macroeconómico y de medidas de política y administración tributaria, destacándose la menor recaudación como consecuencia de la finalización de la vigencia del impuesto PAIS”, destaca.

También señala que “la suba estimada de la recaudación nominal se explica por los aumentos proyectados de la actividad económica, los volúmenes del comercio exterior, la remuneración imponible y los puestos de trabajo, los precios y el tipo de cambio. En el mismo sentido incidirán los mayores ingresos esperados correspondientes a los regímenes de facilidades de pago”.

En el análisis del avance del Presupuesto 2025, el Gobierno se plantea mantener “las condiciones de estabilidad macroeconómica que permitan el despegue definitivo de las potencialidades productivas del país, generando un ambiente favorable para el incremento de la inversión privada, una mejora de la productividad, y el crecimiento de la actividad, del empleo y los ingresos”.

“Es prioridad de esta gestión continuar con la política de déficit cero, fortaleciendo la eficacia y eficiencia del gasto público, haciendo énfasis en la reducción del gasto político para dar
prioridad al sostenimiento de ingresos de los sectores de mayor vulnerabilidad”, agrega el oficialismo en su informe de avance del Presupuesto 2025.

Plantea como otra meta central la eliminación de las organizaciones sociales para la asistencia social y en ese sentido señala que habrá “acompañamiento social sin intermediaciones,
realizando esfuerzos significativos para ampliar la asistencia social a madres y niños en los sectores más vulnerables y proteger el poder adquisitivo de las jubilaciones y pensiones”.

Otro eje central la reforma del estado y en ese sentido señala que “el objetivo de esta gestión es hacer un Estado moderno, eficaz, eficiente, simple y útil para los ciudadanos, ocupado en
sus funciones esenciales para no entorpecer las condiciones para el desarrollo del sector privado, favoreciendo la libre empresa”.

“La simplificación y racionalización de la estructura estatal planteada con el objetivo de lograr un uso eficaz y eficiente de los recursos aportados por los ciudadanos”, subraya en el informe
enviado a la Cámara de Diputados.

El Gobierno también se propone fortalecer las áreas de seguridad y defensa con la compra de nuevo equipamiento ya que “esta gestión considera que para que un país sea próspero debe
sostener firmemente su soberanía territorial y para ello debe contar con Fuerzas Armadas capaces de defender sus fronteras y erradicar o desalentar posibles amenazas externas”.

Destaca que “el fortalecimiento y revalorización de las fuerzas de la Defensa continuará siendo una prioridad como así también será prioridad seguir dotando a las fuerzas federales del
equipamiento necesario y de la capacitación continua para garantizar la seguridad interior como un derecho de todos los argentinos, con énfasis en la prevención del delito y la
investigación del crimen organizado”.

El gobierno señala que el proyecto de Presupuesto 2025 también contemplará “metas fiscales que se basan en el mantenimiento de las políticas que apuntalan la demanda agregada y un incremento de los recursos fiscales de la mano de un aumento de la actividad, del empleo y de los ingresos reales, dando sostenibilidad al sendero de crecimiento en un contexto de reducción de4 déficit fiscal”.

También reafirma su compromiso de “. seguir profundizando el mercado de capitales, dotando de nuevas y mejores herramientas al sector privado y respetando los marcos de sostenibilidad de la deuda pública”. (NA)