La conferencia fue encabezada por Víctor Moriñigo, presidente del CIN y rector de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), quien agradeció a todos los actores que componen el sistema universitario y a la ciudadanía.

“La comunidad de nuestro país nos ha hecho llegar todo el apoyo y afecto para que mañana sea una marcha bien representativa del sentir del ADN del pueblo argentino”, indicó Moriñigo en el inicio de la conferencia.

Los cinco puntos por los que marcharán

1.- Presupuesto universitario relegado y no actualizado: Desde el año 2023, el presupuesto destinado a las universidades públicas se ha mantenido congelado, lo que impide el avance de carreras y programas, así como el adecuado funcionamiento de las instituciones.

2.- Atraso salarial de los docentes: Los salarios de los docentes universitarios están rezagados, con un aumento del 50% respecto a la última actualización en noviembre. Esta situación afecta la calidad educativa y desmotiva a los profesionales.

3.- Becas y apoyo estudiantil: Si bien se han anunciado becas, estas se han abierto en abril y a valores distorsionados y reducidos, lo que afecta a estudiantes que necesitan este apoyo para continuar sus estudios.

4.- Ciencia y técnica: Desde la Universidad ratificaron la necesidad de abordar no solo el financiamiento del CONICET, sino también la investigación universitaria en su conjunto, asegurando recursos y condiciones adecuadas para el desarrollo científico.

5.- Obras de infraestructura paralizadas: Muchas obras en el ámbito universitario se encuentran detenidas, lo que afecta la calidad de las instalaciones y el adecuado funcionamiento de las instituciones.