Detuvieron al asesino del peluquero de Recoleta . En una operación llevada a cabo por detectives de la Policía de la Ciudad, se logró la captura de Abel Guzmán, el estilista que había estado prófugo desde el 21 de marzo tras asesinar a su compañero de trabajo, Gabriel Medina. Guzmán, de 43 años, fue detenido en una casa ubicada en el barrio de Moreno, en la provincia de Buenos Aires.

El crimen que conmocionó a Recoleta ocurrió en la peluquería Verdini, situada en la calle Beruti al 3017. Medina fue asesinado de un disparo en la cabeza, un acto que quedó registrado en las cámaras de seguridad de la zona. Guzmán, tras cometer el homicidio, escapó por una ventana y su paradero fue un misterio durante más de dos meses.

Las imágenes de las cámaras de seguridad mostraron a Guzmán huyendo a las 20:15 horas en la esquina de Sánchez de Bustamante y Berutti, y tres minutos después, a las 20:18, en el cruce de Pueyrredón y Corrientes, a 17 cuadras de la peluquería.

La familia de Guzmán, residente en Santiago del Estero, había declarado desconocer su paradero. Su madre, Cecilia Guzmán, expresó su desesperación al no tener noticias de su hijo y había pedido públicamente que se entregara. Por otro lado, la familia de Gabriel Medina temía que Guzmán hubiera huido a Santiago del Estero para refugiarse o continuar su fuga.