Messi contó del grupo de WhatsApp con sus compañeros

Desde sus primeros pasos, Messi ha acumulado no solo récords y títulos, sino también una serie de anécdotas que ilustran aspectos únicos de su personalidad “de barrio”.

A través de encuentros inesperados, gestos generosos y momentos divertidos, el legado de Messi trasciende el terreno de juego y deja una huella imborrable en la memoria de quienes lo conocen. Una de estas historias revela el encuentro entre Messi y Marcus Thuram, que ofrece una visión conmovedora del carácter del astro argentino y las impresiones que deja en quienes lo rodean.

CUANDO EL KUN AGÜERO NO LO CONOCÍA NI LO RECONOCÍA

La marca de Messi está impresa a fuego en el deporte mundial y en la Selección Argentina. Incluso los sitios de apuestas, como bet365 registro, tienen una especie de obsesión con el 10 argentino. Sin embargo, esto no siempre fue así.

Si bien la amistad entre Lionel Messi y el Kun Agüero se remonta a sus días en las selecciones juveniles argentinas, el primer encuentro entre ambos no fue precisamente convencional.

En 2005, durante una conversación con Ezequiel Garay y Lautaro Formica, Messi fue objeto de sorpresa cuando Agüero, quien en ese entonces no seguía mucho el fútbol europeo, admitió no conocerlo.

Esta situación, relatada por Messi en una entrevista con TyC Sports, generó risas entre los presentes y marcó el inicio de una amistad que perdura hasta hoy.

EL REGALO QUE COSTÓ CARO

Marcus Thuram, futbolista de la selección de Francia, compartió una anécdota sorprendente sobre Lionel Messi, revelando un gesto generoso que luego se convirtió en un arrepentimiento constante.

El hijo del ex jugador Lilian Thuram tuvo la oportunidad de conocer a Messi durante su infancia, cuando asistió al entrenamiento de su padre. Sin botas adecuadas para jugar, Messi, siendo un joven de 19 o 20 años, le prestó un par y luego, generosamente, se las regaló.

Sin embargo, el jugador francés cometió un error al día siguiente al regalarlas a un amigo, un gesto del que se arrepiente profundamente hasta hoy. Esta historia destaca la humanidad y la generosidad de Messi, mientras Thuram lamenta haber desaprovechado un recuerdo tan especial.

A pesar de este incidente, Thuram continúa demostrando su talento en el Inter de Milán, donde se ha destacado por su versatilidad y habilidades en el ataque.

IQUÉ Y FÁBREGAS PENSARON QUE “ERA TONTO”

Otra anécdota curiosa de la carrera de Messi se remonta a sus días en las inferiores del Barcelona. Durante su primera semana de entrenamiento, tanto Gerard Piqué como Cesc Fábregas pensaron que Messi “era tonto”.

Esta revelación la hicieron años después en la biografía de Messi escrita por el español Guillem Balagué. Sin embargo, Messi demostró rápidamente su valía en el campo, anotando 105 goles en 107 partidos con las divisiones juveniles del club catalán.

LA TRANSFERENCIA AL INTER QUE NO FUE

En septiembre de 2005, el Inter de Milán ofreció 150 millones de euros por el pase de Messi, quien en ese entonces tenía solo 17 años y no sumaba muchos minutos en el primer equipo del Barcelona.

Sin embargo, el presidente del Barcelona en ese momento, Joan Laporta, logró convencer a la familia Messi de que se quedara en el club, evitando así una transferencia que podría haber cambiado el curso de la historia del fútbol.

En los años siguientes Messi se convertiría en todo un símbolo del Barcelona F.C. y casi un emblema de la ciudad. Es muy fuerte pensar que nada de eso habría pasado si el crack argentino y su padre hubieran firmado el pase a Italia.

GOLES POR ALFAJORES Y PENALES POR TRES GASEOSAS

Durante su tiempo en las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys, Messi hizo un trato con Carlos Marconi, el encargado de la escuela de fútbol del club. Por cada gol que Messi anotara, Marconi le regalaba un alfajor.

Además, si Messi lograba marcar de cabeza, recibiría dos alfajores. Esta anécdota ilustra la habilidad innata de Messi para marcar goles, incluso desde una edad temprana, y su generosidad al compartir sus recompensas con sus compañeros.

En otra ocasión contó también que jugó a los penales contra un primo de Antonella y otros jugadores amateurs. Por supuesto les ganó y se llevó el premio de ese torneo improvisado: tres gaseosas.

Las anécdotas de Lionel Messi no solo revelan su excelencia en el fútbol, sino también su carácter humano y la profundidad de su impacto en quienes lo rodean. Desde encuentros inesperados hasta gestos generosos, las historias detrás del astro argentino muestran su legado más allá del terreno de juego. Messi continúa siendo una inspiración para futbolistas de todas las edades y un ejemplo de humildad y dedicación en el deporte mundial.