Hospital Catalina Rodríguez

La situación en el Hospital Catalina Rodríguez de la Villa de Merlo ha llegado a un punto crítico, con decenas de profesionales médicos renunciando debido a la falta de pago y la precaria situación de los insumos médicos. Lo que alguna vez fue un referente en salud para la región ahora enfrenta cancelaciones de cirugías, carencia de máquinas de diagnóstico por imágenes y problemas graves en la esterilización del material médico.

Según reportes de vecinos y fuentes internas, la falta de personal médico es el principal problema, exacerbado por la burocracia gubernamental que mantiene a muchos médicos como proveedores externos en lugar de empleados directos del hospital. “No hay médicos. Por eso se cancelaron las cirugías programadas. No se opera a nadie. Solo se hacen las muy urgentes”, afirmó una fuente del hospital.

La crisis se extiende más allá de las quirófanos. “No se hacen más ecografías de ninguna índole. Se rompió la máquina por el propio uso y quedó abandonada. Por eso se descartan todos los pedidos que llegan. Los pacientes tienen que irse a la faz privada y viajar”, añadió otra fuente, destacando la incapacidad del hospital para ofrecer servicios básicos de diagnóstico.

Pacientes también han expresado su frustración. “Necesitaba operarme y no pueden hacerlo porque la máquina con la que esterilizan el material no anda. Está rota. Es el colmo. Ni eso funciona”, lamentó uno de los afectados por la situación.

Además, la falta de equipos para radiografías ha llevado a que las emergencias sean derivadas a otros centros de salud, aumentando la carga sobre instalaciones ya sobrecargadas. “Es una vergüenza que no podamos siquiera sacar una radiografía aquí”, expresó otra fuente del hospital.

En medio de este panorama desolador, los habitantes de Merlo claman por soluciones urgentes. Mientras tanto, el gobierno provincial enfrenta críticas por sus políticas de recortes presupuestarios y gestión deficiente en el sector salud.

Villa de Merlo